Sobre la trampa de los alumnos “inteligentes”: esfuerzo, motivación y aprendizaje


¿Por qué a los alumnos "inteligentes" les resulta tan difícil aprender a esforzarse? El talento sin esfuerzo no hace genios. La inteligencia sin trabajo se vuelve mediocre.

En la actual cultura del “homo felix” las carreras de éxito que socialmente se hacen apetecer no se basan en el mérito que reporta el esfuerzo, sino en la volátil fama de la insustancia mediática de los influencers, de los youtubers y demás constructos comerciales que los coolhuntings de la polimórfica industria de la moda (presente en casi todos los sectores de la economía de consumo, incluido el deporte) efímeramente primero crea y luego destruye.
Leer artículo completo en el blog del tutor D. Eduardo Armenteros